Regresar

RYTMONORM®
  • Indiación

  • Presentación

  • Registro Invima

  • Contraindicaciones, precauciones y advertencias

  • Forma farmacéutica

  • Dosificación

  • Principio Activo

Taquiarritmias supraventriculares sintomáticas que requieren tratamiento, tales como la taquicardia de la unión auriculo-ventricular, la taquicardia supraventricular en pacientes con el síndrome de wolff-parkinson-white (WPW) o la fibrilación atrial paroxística. En la taquiarritmia ventricular sintomática severa, si el médico la considera como amenazante de la vida.

Rytmonorm®150 mg tabletas: Caja x 30 tabletas recubiertas

Rytmonorm® 300 mg tabletas: Caja x 20 tabletas recubiertas

Rytmonorm® 150 mg Tabletas: INVIMA 2015M-004902-R3.

Rytmonorm® 300 mg Tabletas: INVIMA 2015M-004879-R3.

Hipersensibilidad conocida al ingrediente activo, clorhidrato de propafenona, o a cualquiera de los excipientes incluidos en la lista completa de excipientes. síndrome documentado de brugada. Incidente de infarto miocárdico dentro de los ultimos 3 meses. Enfermedad cardiaca estructural como: -insuficiencia cardíaca congestiva no controlada cuando el gasto del ventrículo izquierdo es menor del 35%. – choque cardiógeno, a menos que sea causado por arritmia. – bradicardia sintomática severa. Presencia de disfunción del nodo, defectos auriculares de la conducción, bloqueo aurículo -ventricular de segundo grado o mayor, o bloqueo de rama o bloqueo distal en ausencia de un marcapasos artificial. -hipotension severa. -desequilibrio electrolítico manifiesto (ejemplo, trastornos del metabolismo del potasio). neumopatía obstructiva severa. – miastenia gravis. – tratamiento concomitante con ritonavir. Advertencias y precauciones: es esencial que todo paciente tratado con clorhidrato de propafenona sea sometido a evaluación electrocardiografía y clínica, antes y durante la terapia para determinar si la respuesta al tratamiento de clorhidrato de propafenona sustenta la continuación del tratamiento. Tras la exposición a propafenona puede ser desenmascarado un síndrome de brugada, o los cambios del trazado electrocardiográfico (ECG) pueden simular un síndrome de brugada en portadores del síndrome previamente asintomáticos. Tras la instauración de la terapia con propafenona, debe obtenerse un trazado ECG para descartar cambios sugestivos del síndrome de brugada. El tratamiento con clorhidrato de propafenona puede afectar los umbrales de estimulación y detección del marcapasos artificial. Por consiguiente, la función del marcapasos debe ser verificada y, de ser necesario, reprogramada. Existe el potencial de conversión de fibrilación auricular paroxística a aleteo auricular con acompañamiento de bloqueo de la conducción 2:1 o 1:1. como sucede con la exposición a otros agentes anti-arrítmicos de clase 1c, los pacientes con enfermedad cardíaca estructural pueden estar predispuestos a eventos adversos serios, razón por la cual, clorhidrato de propafenona está contraindicado en estos pacientes. El clorhidrato de propafenona debe ser utilizado con precaución en los pacientes con obstrucción de la vía respiratoria, por ejemplo, asma, como se describió anteriormente, luego del tratamiento con propafenona puede ser desenmascarado un síndrome de brugada, o los cambios del trazado electrocardiográfico (ECG) pueden simular un síndrome de brugada en portadores del síndrome previamente asintomáticos. Después de iniciada la terapia con propafenona, debe obtenerse un trazado electrocardiográfico para descartar cambios sugestivos del síndrome de brugada. Efectos sobre el umbral de marcapasos: el uso de propafenona, puede alterar el umbral de los marcapasos y desfibriladores. Se recomienda controlar los dispositivos durante el tratamiento y reprogramarlos después del tratamiento. Agranulocitosis: se han reportado casos durante el tratamiento con propafenona. Los cuadros de agranulocitosis pueden ocurrir dentro de los 2 primeros meses de tratamiento, con recuperación de la línea blanca a los 14 días después de discontinuar el tratamiento. Se debe advertir a los pacientes sobre la presencia de signos de infección como fiebre, dolor, escalofríos. Uso en pacientes con miastenia gravis: se han reportado casos de exacerbación de la miastenia gravis. Elevación de títulos de ana: se han reportado títulos elevados de ana reversibles en pacientes que reciben tratamiento con propafenona. estos resultados no se asocian a sintomatología clínica. Si se detecta elevación persistente o empeoramiento de los títulos de ana, se debe considerar la interrupción del tratamiento con propafenona. Uso en pacientes con disfunción hepática: la propafenona se metaboliza principalmente en el hígado, por lo tanto, en casos de disfunción hepática severa se incrementa la biodisponibilidad de propafenona en aproximadamente un 70% vs 3-40% en pacientes con función hepática normal. se recomienda un monitoreo cuidadoso de los pacientes con deterioro de la función hepática. Uso en pacientes con disfunción renal: aproximadamente el 50% de los metabolitos de propafenona son excretados en la orina. se debe monitorizar signos de sobredosis en pacientes con disfunción renal. Lactosa el medicamento contiene lactosa, por lo tanto, los pacientes con problemas hereditarios raros de intolerancia a la galactosa, deficiencia de lactasa de lapp o síndrome de malabsorción de glucosa-galactosa, no deben tomar este medicamento.

 

Tableta

Según prescripción médica.

Propafenona Clorhidrato